Plaza de Armas de la comuna de Constitución se llenó de magia y color, gracias a la celebración del día de la Educación Parvularia que organizó la municipalidad de esta ciudad costera, a través, del departamento de Educación Municipal (DAEM) junto a las comunidades educativas de los jardines infantiles  y salas cunas VTF urbanas (Caracolitos y Abejita Dul), además de los establecimientos educacionales que cuentan con pre escolaridad como los son: Escuela  Chacarillas, Escuela José Opazo Díaz y Escuela Superior Nueva Bilbao.   La actividad se enmarcó en una nueva conmemoración del día de la Educación Parvularia, cuyo objetivo es proyectar a la comunidad el importante trabajo realizado por cada uno de los centros educativos que dependen del municipio local.

Al respecto, la directora (s) DAEM, Carola Orellana Rojas valoró que “desde esta administración que lidera el alcalde Carlos Valenzuela Gajardo, tenemos políticas y proyectos que van orientadas al fomento de la educación temprana en los niños. Celebrar el Día de las educadoras de párvulo que realizan día a día una labor con nuestras familias, es importante destacarlo. El alcalde nos ha encomendado que podamos liderar los temas de infancia con proyectos para generar más y mejores oportunidades en educación con un sinnúmero de beneficios, ofreciendo calidad, ambientes educativos estimulantes, positivos y donde el niño pueda ser protagonista y participar junto con su familia en un espacio inclusivo. Es importantísimo el rol de la educadora, hay que profesionalizarse, ir capacitándose en el mundo de la educación, donde los procesos son muy dinámicos”.

El día 22 de noviembre de 1951 se conmemora la creación de la primera escuela de educación parvularia de Chile, y desde 1991, por decreto ministerial, se celebra este día, como el de la Educación Parvularia, ocasión en que el Gobierno, a través de la Subsecretaría del ramo destacó su importancia y los desafíos para mejorar la calidad, ampliar la cobertura en los niveles medios y mejorar la equidad en el gasto público, reduciendo las diferencias asociadas al tipo de establecimiento, y entregando más recursos a niños y niñas que requieren de mayor apoyo.