Si lo que queremos es limpiar el organismo de todo aquello que hemos comido de más estas fiestas y recuperar el pulso de una dieta sana, estos son los productos que más nos convienen para depurar los excesos navideños:

Lácteos

Se recomienda el consumo de lácteos desnatados o bajos en grasa (leche y yogures). Respecto a los quesos puede tomarse queso fresco o bajo en grasa y el semi en poca cantidad (2-3 lonchas semanales).

Frutas y verduras

Puede consumirse todo tipo de frutas, verduras y hortalizas, siempre que sean crudas o cocinadas con poco aceite.

Pasta, arroz, patatas y legumbres

Se aconsejan hervidas y condimentadas con aceite de oliva o salsas con poca grasa. Las patatas también pueden consumirse al vapor y al horno. Combínalas con abundantes verduras y podrás reducir la cantidad de arroz, pasta o patata.

Carnes, pescados y huevos

Es recomendable escoger las piezas magras de carne. El pescado blanco puede consumirse cocinado de forma sencilla, sin salsas. El pescado azul debe consumirse, al menos, una vez a la semana cocinado preferentemente a la plancha. Los huevos se pueden consumir 2-3 veces a  la semana.

Grasas

Es conveniente escoger grasas saludables, como los aceites vegetales (oliva, girasol) para aliñar y cocinar, y alimentos elaborados con ellos, como margarina baja en grasa o mayonesas light, para untar y aderezar los platos. Se recomienda evitar todos los alimentos grasos y eliminar la piel y la grasa visible de la carne.

Bebidas

El agua debe ser la bebida de elección para hidratarnos, seguida de las infusiones. Refrescos light, zumos y bebidas sin alcohol las podemos dejar para los momentos de ocio que compartimos con la familia y amigos.

 

Fuente: webconsultas.com