Tripulante chilena está contagiada de Covid-19 en crucero bajo cuarentena en Japón

235
People wearing protective suits walk from the Diamond Princess cruise ship, with around 3,600 people quarantined onboard due to fears of the new coronavirus, at the Daikoku Pier Cruise Terminal in Yokohama port on February 10, 2020. - Around 60 more people on board the quarantined Diamond Princess cruise ship moored off Japan have been diagnosed with novel coronavirus, the country's national broadcaster said on February 10, raising the number of infected passengers and crew to around 130. (Photo by CHARLY TRIBALLEAU / AFP)

Una chilena que trabajaba como tripulante del crucero Diamond Princess en Japón fue registrada como contagiada por el coronavirus Covid-19, por lo que se encuentra en tratamiento por parte de las autoridades niponas.

Fuentes en Cancillería indicaron a Radio Bío Bío que la chilena se encuentra bajo tratamiento y que las autoridades chilenas han mantenido contacto directo con su familia, evitando la difusión de su identidad y guardando reserva de su situación clínica.

El Covid-19 en China ha dejado más de 2.000 muertos en las últimas semanas y ha llevado a las autoridades chinas a tomar drásticas medidas para detener su propagación, incluso la cuarentena de más de 40 millones de personas.

La chilena habría estado en cuarentena los últimos días y ahora se trabaja en su traslado a un hospital.

El crucero “Diamond Princess”, atracado en cuarentena en el puerto de Yokohama, en las afueras de Tokio es, con más de 600 casos registrados, el mayor foco del virus fuera de China. Una mujer y un hombre octogenarios que se encontraban a bordo fallecieron.

El miércoles unos 500 pasajeros sin síntomas, que dieron negativo en los tests y que no tuvieron contacto con personas portadoras del virus desembarcaron del crucero.

Las 3.711 personas de 56 países a bordo del buque realizaban un crucero por Asia que se convirtió en una pesadilla
, entre el miedo a contraer una neumonía viral que puede ser mortal y el aburrimiento infinito por estar confinados en camarotes, a veces sin ventana y con un corto paseo por cubierta como única distracción.