La Red de Prevención Comunitaria reorienta sus esfuerzos para ayudar en medio de la pandemia

743

Mediante la confección y distribución de mascarillas, el reparto de cajas de alimentos y asesorías para postulación a subsidios, han beneficiado a miles de vecinos

La Red de Prevención Comunitaria es una alianza colaborativa entre ciudadanos agrupados en 336 comités de prevención en 80 comunas de siete regiones del país, que cuenta con la colaboración de empresas forestales como Arauco y CMPC, eléctricas, sanitarias, municipios y el apoyo permanente de Conaf, Bomberos, Onemi, Carabineros y gobernaciones provinciales, y que surgió tras los mega incendios forestales del 2017 en el Maule, con el propósito de ayudar a bajar la ocurrencia de este tipo de siniestros.  Si bien este propósito lo mantienen a firme, debido a la pandemia del coronavirus, se han visto en la necesidad de redirigir sus esfuerzos y voluntades para tender una mano a las familias que se ha visto afectadas con esta crisis sanitaria y también con graves consecuencias económicas.

“Cuando analizamos que la pandemia sería larga y compleja, diseñamos nuestro plan ‘Conectar y Prevenir’, para apoyar a los más de 5.000 vecinos voluntarios, a lo largo del país, para lidiar con los alcances sociales y económicos de esta crisis sanitaria”, señaló Héctor Jorquera, experto en innovación social y asesor de la Red de Prevención Comunitaria.

El impulso de “Conectar y Prevenir” significó que las 30 personas que integran el staff técnico de Red de Prevención, se volcaran a la entrega de casi 2.000 soluciones de alimentos, recolectando entre sus redes regionales o bien, distribuyendo las cajas que el Gobierno y privados han aportado a las familias más afectadas.  Además, a la fecha 200 personas han sido asesoradas para postular a subsidios y distintos beneficios y casi 8.000 mascarillas han sido elaboradas por 80 comités y también aportadas por empresas socias de la Red.

“Nuestro trabajo es permanente, día a día con los vecinos de los casi 340 comités para cuidar lo que queremos y por eso ahora, tomando todos los resguardos sanitarios, hemos seguido en terreno apoyándolos. Son ellos los que contribuyen a que haya menos incendios y a proteger la vida de las familias y el medio ambiente en esas localidades”, afirmó Angela Astete, Ingeniera Forestal y una de los 24 Gestores de Prevención que trabajan todo el año con las comunidades.

En la Región del Maule son 91 comités locales de prevención asociados a la Red y pertenecen a las comunas de Cauquenes, Colbún, Constitución, Curepto, Chanco, Empedrado, Hualañé, Licantén, Linares, Longaví, Parral, Pelarco, Pelluhue, Pencahue, Retiro, Río Claro, San Clemente, San Javier, Vichuquén y Yerbas Buenas.

INCENDIOS

Chile enfrenta al menos 6.500 incendios por año, cada vez más agresivos y dañinos por el contexto de cambio climático y estrés hídrico que han ocasionado una histórica sequía. Si a ello se suma el aumento de la intencionalidad, se genera una situación de permanente amenaza para el 80% de la población del país, que habita en zonas de interfaz urbano rural forestal. De ahí la relevancia del aporte de estas comunidades y su trabajo preventivo cotidiano y organizado.

“La Red de Prevención Comunitaria es quizás un buen ejemplo de como el país puede reforzar sus modelos preventivos en todas las áreas (salud, educación, seguridad), porque apuesta a la colaboración permanente entre ciudadanos, públicos y privados, con un modelo simple y efectivo basado en la confianza y la reciprocidad. Hoy nos orientamos a prevenir y mitigar problemas personales y familiares de nuestros vecinos, cuando salgamos de ésta, seremos más fuertes para prevenir los incendios y seguir aportando al desarrollo comunitario”, concluyó Jorquera.