4 claves para prevenir lesiones al practicar running

476

El running (correr) es una actividad muy popular entre los chilenos porque ayuda a mantenerse en forma y no requiere de tantas herramientas adicionales, abaratando costos.

Al igual que en los otros deportes, si lo hacemos sin informarnos previamente, nos vemos más expuestos a lesionarnos, así que aquí te contamos algunas claves que pueden serte útiles para prevenir situaciones desafortunadas.

1- Usa las zapatillas correctas
Una de las principales cosas que pueden causar lesiones es utilizar las zapatillas incorrectas para correr, indica el fisioterapeuta Paul Hobrough al periódico inglés The Guardian.

“Mi mayor pesadilla es cuando la gente dice que no están seguros de si van a correr con frecuencia y usan un par viejo de zapatillas que han tenido por años. Y después se lesionan y se preguntan por qué. Es muy importante elegir el calzado correcto”, relata.

Para saber cuál es la mejor zapatilla para ti, recomienda asesorarse con un experto.

2- No esperes a que te duela
Otro consejo que entrega Hobrough es acudir de inmediato a un médico si se siente alguna molestia, aunque sea leve, porque cuando nos dejamos estar y no recibimos tratamiento, la situación puede empeorar.

“En el minuto que sientas una leve molestia, habla con alguien. Porque si estás pensando en correr una maratón en 6 semanas, estando físicamente preparado y siendo capaz de caminar después de eso, ¿qué estás esperando? No tiene sentido tratar de que se pase solo”, recalca.

3- Enfócate en fortalecer tus músculos
Si tienes una musculatura débil, tendrás muchas más probabilidades de lesionarte al correr o practicar cualquier otro deporte. Por ello, enfocarte en fortalecer todo tu cuerpo debería ser una prioridad, expresa el Dr. Reed Ferber, director de la Clínica de Lesiones por Running de la Universidad de Calgary (Canadá), al portal especializado Runner’s World.

4- No te saltes el calentamiento
Una de las lesiones frecuentes que se dan en el running es el síndrome de dolor patelofemoral, también conocido como rodilla del corredor, que es cuando se presenta un dolor constante alrededor de la rótula, sostiene la clínica estadounidense Mayo.

Para prevenirlo, aconseja realizar calentamiento y elongación antes de entrenar, e ir aumentando gradualmente la intensidad de tu ejercicio, evitando cambios repentinos.

 

 

Fuente: biobiochile.cl