La “abuela digital” que recorre kilómetros para enseñarle a adultos mayores cómo usar redes sociales

288

Rosa Basoalto (65) extrañaba las reuniones del club del adulto mayor que preside en Romeral, localidad ubicada a 17 kilómetros de la Ruta 5 Sur hacia la cordillera.

Por lo mismo, y pese a que momentáneamente el grupo no puede reencontrarse, decidió ayudar a sus vecinos y enseñarles a usar las redes sociales en estos días de pandemia.

Luego de participar en la Ruta de Empoderamiento Digital de la Fundación Prodemu -que pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República-, decidió compartir los conocimientos adquiridos.

Esta ruta, que nació debido a los alcances del covid-19, tiene como objetivo contribuir al proceso de empoderamiento y desarrollo personal de las mujeres, mediante la adquisición de herramientas digitales básicas e intermedias para sus usos económicos y sociales, siempre con un enfoque de género.

Rosa, además de los talleres para adultas mayores donde aprendió de estas herramientas digitales, recibió un smartphone con llamadas ilimitadas, internet y acceso a redes sociales por 18 meses.

“Soy Presidenta del Adulto Mayor, y me he sentido muy orgullosa y privilegiada al día de hoy, porque me visitó la señorita Antonieta Morales, directora regional de Prodemu. Estoy muy feliz y contenta por el hecho de que me regalaron un celular en la puerta de mi casa, que para mí fue un privilegio, que es lo más hermoso que me ha pasado últimamente y ahora viene ella a visitarme”, explicó.

Cedida
Cedida

Con mascarilla puesta, alcohol gel y mucho entusiasmo, ahora Rosa sale prácticamente a diario a visitar a otras adultas mayores para enseñarles a usar sus celulares, para que así puedan comunicarse con sus familiares y estar al tanto de los beneficios de la interconectividad.

“He aprendido a usar WhatsApp, Zoom, correo electrónico, Facebook y YouTube, cosas que no sabía, entonces aunque ahora no podemos por la pandemia, quiero enseñarle a mis abuelitos, que empecé con 12 y ahora tengo 30″, dijo

“Para mí es un honor enseñarle al que me pida, ahí estoy yo, porque la verdad es muy bonito, uno se siente muy orgullosa de lo que uno es, de lo que hace, de poder comunicarse”, explicó.

 

Fuente: biobiochile.cl