CONSTITUCIÓN REGISTRA LA MENOR CIFRA DE CASOS ACTIVOS DE COVID19 Y ALCALDE REITERA EL LLAMADO A LA POBLACIÓN A MANTENER EL AUTOCUIDADO Y NO RELAJAR LOS PROTOCOLOS SANITARIOS

200

Desde que se inició la pandemia en la región del Maule (a casi siete meses) la ciudad costera registra un total de 476 contagiados por este virus con tan sólo 19 casos activos a la fecha.

En contraposición al reporte entregado este jueves 24 de septiembre 2020 por el Minsal, donde el número de fallecidos por esta causa aumentó de manera considerable y el de contagiados continua al alza. Al respecto, el alcalde Carlos Valenzuela Gajardo precisó que  “esta realidad tan distinta que se vive en nuestra ciudad nos debe motivar a mantener el cuidado y a ser la primera comuna de la región que no registre casos activos”.

Asimismo, indicó que si bien “la evaluación es positiva. Hoy tenemos 19 casos activos que esperamos sigan bajando, y eso obedece a un esfuerzo y un trabajo de colaboración que se hizo con el servicio de salud, el Hospital, nuestro servicio de salud primaria (CESFAM, SAR, CECOF, y equipos en terreno testeando a la población) y nuestros funcionarios municipales. Nuestra meta es, después de haber tenido una suerte de peak durante el mes de julio, alcanzar la tan anhelada meseta. Ahora bien el continuar hacia la baja requiere el compromiso de nuestra ciudadanía. No podemos olvidarnos, ni sentir que estamos ganando o triunfando ante el virus; el Covid19 sigue presente en el mundo, en nuestro país y también en nuestras calles”.

La primera autoridad comunal sostuvo que para continuar por esta senda del descenso progresivo de casos activos en la ciudad se deben mantener las medidas de cuidado, de protección, la solidaridad con el otro, son aspectos vitales para mantener el descenso. “Para mantener esta relativa calma debemos extremar las medidas. Usar mascarilla, lavarnos las manos, evitar estar en fiestas, aglomeraciones; esa será la única manera de superar esta crisis, y lo vamos a tener que hacer todos juntos; ese es el mensaje que nosotros hemos entendido y que hemos transmitido durante todos estos meses con reportes diarios, porque creemos que la forma de superar y de llegar a cero casos activos,  es que cada uno se haga responsable como ciudadano de evitar mayores contagios, tomando todas las medidas que se han dicho a través de los diferentes medios de comunicación”.

Como administración se han adoptado una serie de medidas tendientes a salvaguardar la salud de las personas como: Contar con una Ordenanza Municipal que obliga a todas las personas a usar mascarillas, mantener barreras y controles sanitarios, operativos de sanitización masivos tanto en espacios y mobiliario públicos como en poblaciones, instalación de lavamanos portátiles, invertir en un programa de Alimentación Directa que llevó almuerzos a más de 1500 personas durante el mes más crítico del año como lo fue julio, entre otras acciones.

PREOCUPACIÓN POR INCREMENTO DE LA POBLACIÓN FLOTANTE

Por otro lado, el alcalde informó que “en la ciudad se vive la otra cara de la moneda porque si bien contamos con cifras alentadoras que nos hablan de una población consciente, disciplinada y que acata las instrucciones de la autoridad, cuyo único objetivo es querer ayudar, estas últimas semanas la comuna se ha visto invadida de personas que emigran de sus lugares de origen, la mayoría de ellos en situación de calle que puede significar un riesgo para la salud de ellos y de nuestros vecinos. Estamos preocupados por ello y nuestra única intención es ayudarlos para que regresen desde donde vinieron (en el caso de los extranjeros), la propagación del virus está a la vuelta de la esquina si tan sólo cometemos un descuido”.

“Esta realidad humana no es fácil de explicar, y se da en todas partes, pero no nos había tocado ver esta cantidad de personas en calidad de indigentes muchos de ellos, viviendo en la calle, abandonados en su alcoholismo, en sus penas por malas experiencias, malas familias, malos amores, malos trabajos, malos amigos, etc. Es triste ver esta realidad así en la que muchos no quieren ser ayudados porque no tienen carácter para enfrentar los conflictos personales por los que atraviesan, ni familia que los apoye. Sin embargo, como municipio existe la voluntad de solucionar el tema y enviarlos a su destino, aunque sea en contra de su voluntad, o invitarlos amablemente a que abandonen la comuna porque estamos en tiempos de Pandemia y ellos son  lamentablemente los más expuestos”.